La desigualdad no es inevitable

Privilegios que niegan derechos. Desigualdad extrema y secuestro de la democracia en América Latina y el Caribe es el informe de la organización global para el desarrollo Oxfam, presentado ayer en la Escuela Santa Cruz del Bañado Norte, zona afectada gravemente por la inundación en curso.

El documento presentado analiza las causas y el impacto de la desigualdad en la región latinoamericana y formula recomendaciones sobre cómo abordarla. Oxfam publicó el informe recientemente, en el marco de la campaña IGUALES para poner fin a la desigualdad en el planeta.

“Todavía persiste la idea de que la desigualdad es natural, que es normal que haya ricos y pobres, y que por tanto ahí no debemos meternos. En Oxfam creemos que ese es precisamente el desafío, luchar contra la desigualdad para así acabar con la pobreza que esta genera”, señaló hoy Oscar López, director de Oxfam en Paraguay, durante el evento de lanzamiento.

La presentación del informe se realizó en la Escuela Santa Cruz de la Asociación Fe y Alegría, ubicada en el Bañado Norte, zona capitalina afectada gravemente por la inundación. La intención fue hablar de desigualdad extrema desde un territorio que evidencia la negación de derechos básicos y las formas vigentes de captura política.

Presentación del informe en la Escuela Santa Cruz del Bañado Norte, Asunción.

Presentación del informe en la Escuela Santa Cruz del Bañado Norte, Asunción.

“El informe nos señala que la desigualdad no ocurre gratuitamente en la sociedad. Ocurre cuando una élite se apodera de privilegios a expensas de los derechos de la mayoría, es decir, secuestra la democracia”, explicó el analista político Alfredo Boccia. “Estamos a una cuadra de las aguas, que han subido por sobre 8 cuadras al menos. Si este fuera un barrio de gente rica, aquí habría medidas de protección, habría defensa costera, servicios públicos y se garantizaría el traslado de la gente y su bienestar, mientras las aguas están altas. Nada de eso sucede porque está “secuestrada” la democracia”, manifestó Boccia, invitado para comentar el libro.

Por su parte, Selva Miranda, directora de la Escuela Caacupemí de Fe y Alegría, manifestó: “Si la población se está uniendo y poniendo de su parte, porqué el Estado no puede brindar políticas públicas a favor de los menos privilegiados. Queremos que esos derechos negados hoy a la población bañadense sean garantizados en el futuro”. María García, coordinadora de CODECO (Coordinadora de Defensa Comunitaria), demandó además una defensa costera que permita a la población de los bañados seguir viviendo en allí, y pidió que el Gobierno priorice el arraigo de la comunidad y no los intereses de sectores privilegiados.

“La extrema desigualdad en los ingresos que muestra América Latina es alarmante. Paraguay, lastimosamente, está entre los cinco países con mayor desigualdad de ingresos”, explicó Oscar López, respecto a los datos que documento contiene. En el informe Privilegios que niegan derechos, Oxfam calcula el rendimiento anual de la fortuna de una persona perteneciente al grupo de los multimillonarios de cada país para compararlo con el ingreso anual de una persona del 20% más pobre. En nuestro país, el ingreso anual de un multimillonario es 6.434 veces el de una persona perteneciente al quintil más pobre de la población.

El evento fue co-organizado por Oxfam en Paraguay, la Coordinadora de Defensa Comunitaria CODECO y el Servicio Paz y Justicia (Serpaj Paraguay).

 

Oxfam en Paraguay