Tierra y desarrollo

Escrito por Oxfam Paraguay el . Posteado en Analistas, Frontpage, Marcos Glauser, Soluciones

El antropólogo Marcos Glauser analiza los problemas, principales causas y soluciones para el desarrollo rural en Paraguay, abordando el modelo de desarrollo y la distribución de la tierra.

Cambiar el modelo agrícola

Por Marcos Glauser

Los problemas

Es muy difícil hablar del desarrollo rural sin hablar de la distribución de la tierra, el principal problema que enfrenta –en general- el desarrollo de Paraguay. El otro problema es la imposición de un modelo de desarrollo que invisibiliza y deja de lado a la mayor parte de la población rural -campesinos y comunidades indígenas- y enfoca todos los esfuerzos en el desarrollo de un modelo de agricultura que beneficia sólo a grandes propietarios de tierra, grandes empresarios y grandes corporaciones vinculadas con la provisión de los insumos y la exportación de productos agrícolas.

También hay problemas con la justicia. La gente dice “para los pobres no hay justicia sino cárcel y represión”. Argumentando el cumplimiento de las leyes se desalojan ocupaciones campesinas, pero cuando hay que cumplir la ley para revisar títulos y recuperar tierras regaladas durante la dictadura, la justicia no actúa. El régimen de Stroessner distribuyó ilegalmente cerca de 8 millones de hectáreas a personas que no eran beneficiarias del estatuto agrario, como militares, diplomáticos, extranjeros y amigos y familiares del dictador; hasta el día de hoy, las instituciones competentes no han logrado ninguna recuperación. En estos casos la justicia no se mueve.

Sus causas

En cuanto a la distribución de la tierra, fue clave el fin de la guerra de la triple alianza. Paraguay acabó el conflicto endeudado y recurrió a la venta de tierras estatales para cumplir sus pagos. Esa decisión acabó conformando grandes latifundios, como el de la empresa Carlos Casado, que se hizo con más de 5 millones de hectáreas. Esos latifundios marcan los grandes conflictos –incluso recientes- de la historia paraguaya, como los últimos momentos del gobierno de Fernando Lugo, cuando tuvieron lugar tomas de tierra que intentaban forzar mensuras judiciales que aclaren el origen y la legítima propiedad de grandes extensiones del territorio paraguayo.

En el caso del modelo agroexportador, pesa la relación de subordinación que ha mantenido Paraguay con Brasil, sobre todo cuando ambos pasaban por dictaduras militares. En ella se enmarcan acuerdos como la “Reforma Agraria del Brasil en el Paraguay”, la reubicación en territorio paraguayo de familias campesinas expulsadas por la expansión de la agricultura mecanizada y los monocultivos en Brasil. Eso supuso, en parte, la importación de un modelo productivo acaparador de tierra y orientado a la exportación: primero la ganadería, luego el cultivo de soja, que hoy ocupa casi cuatro millones de hectáreas y ha convertido a Paraguay en el cuarto productor de soja del mundo.

Llegamos a ese punto por un Ministerio de Agricultura, por un Estado, que respalda el agronegocio y no cuenta con políticas -serias y bien planteadas- de fortalecimiento de agricultura familiar campesina, que sigue vigente y es una alternativa válida de producción y desarrollo.

Las soluciones

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

%d personas les gusta esto:
Leer entrada anterior
cosecha_LuisVera_OxfamPY
(In)Justicia tributaria

El analista político José Carlos Rodríguez aborda la situación de injusticia tributaria del país, analizando los problemas, principales causas y...

Cerrar